El manuscrito Regius o Halliwell es considerado la más antigua de todas las constituciones masónicas existentes. Fue escrito en forma poética y se admite que la copia fue transcrita alrededor de 1390 a partir de un documento