Sobre los Ideales.

En diversas ocasiones he repetido la siguiente frase: “Tengo fe en mis ideales, esperanza en realizarlos por amor a la humanidad”, pero hace días me he puesto a reflexionar acerca de los ideales, que son y que representan en nuestro constante crecimiento, a partir de lo anterior he podido compilar la información para mostrar el siguiente artículo.

En términos generales, la palabra ideal refiere a todo aquello propio o relacionado a la idea; la idea por tanto será cualquier representación mental que se relaciona con algo real.

De allí que la concepción del Ideal sea un acto fundamental para organizar la vida del ser humano. Acto que consiste en «VERNOS», en nuestro destino, realizando las tareas que a nuestra mente agraden, así concebido el IDEAL, entendemos que sus requisitos esenciales para desarrollarlo deben ser: ELEVADO, AMBICIOSO, LEJANO. Pero, antes de considerar cada uno de estos requisitos, aproximémonos con un ejemplo. Si mi aspiración es curar a la gente y así me lo sugieren mis aficiones, lo probable es que se concrete en mí una vocación, bien definida, que pasará por la carrera de Medicina. No es mi vocación ser Médico, sino curar. Por lo tanto, en la concepción del IDEAL, me veré curando a la gente en aquel futuro lejano.

No faltará quien se pregunte… ¿Acaso todos los hombres y mujeres tenemos que realizar algo tan importante como curar a otros?… ¿El ideal está reservado para los que sueñan con realizar grandes cosas?… NO. Y La respuesta se desprende de la explicación de sus propios requisitos:

  • ELEVADO: Quiere decir, al servicio de los demás. Es más, al servicio de Universo, cualquiera que sea la forma en que este servicio se concrete. En el arte de curar o en el de servir. Médico o Camarero; es igual.
  • AMBICIOSO: Con la especulación de hacerlo extensivo al mayor número de beneficiarios, pero con la PLENITUD de las posibilidades individuales de CUERPO, MENTE Y ESPIRITU empeñados en la tarea. En una palabra, ser siempre el número UNO, un número UNO no competitivo con los demás, sino consigo mismo.
  • LEJANO: casi remoto. Porque lo que verdaderamente importa, no es LLEGAR, sino PARTIR. Ponerse en marcha y realizar el IDEAL en la gestión de cada día, seguir delante después de cada tropiezo, esto es LEJANO.

Por ultimo digamos que, para con nuestro grande y elevado propósito cabe el respeto del silencio. NO CONFIES EL CONOCIMIENTO DE NUESTRO IDEAL A NADIE. De la misma forma que seremos insustituibles en su realización, seamos celosos en su secreto.

5 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. I really enjoy the blog post. Really Great.

  2. Very good blog. Cool.

  3. Appreciate you sharing, great post.Thanks Again. Really Great.

  4. Thank you for your article.Thanks Again. Great.

  5. you’re really a good webmaster. The site loading speed is amazing. It seems that you are doing any unique trick. Moreover, The contents are masterpiece. you have done a excellent job on this topic!

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.